VITEL TONÉ

Team Vitel Toné

Llegó ese momento del año que todos los fanáticos del vitel toné aguardamos con ansias. Porque sí, al vitel toné lo odiás O LO AMÁS Y LO DEFENDÉS A MUERTE MIENTRAS MOJÁS EL PANCITO EN LA SALSA. Y bueno, yo soy de esas que ya tienen listo el pan.

Desperté hecha una bolita de bondad (que haya aflojado el calorete puede tener mucho que ver con esto) y decidí compartir esto a tiempo para que corras a la carnicería, escojas la carne, vayas poniendo el agua y llegues con todo listo al 24, no seas paparulo, aprovechá.

Continuar leyendo…

BurgerFest, una oda a la hamburguesa

SPOILER ALERT: Leer este post puede incentivarte (casi obligarte) a correr ya mismo hacia una hamburguesa. Estás advertido.

Voy a arrancar cometiendo un sincericidio absoluto; mientras escribo… los gruñidos de panza resurgen porque para que sepas y te vayas preparando: AYER PROBAMOS NUEVE HAMBURGUESAS. NUEVE. La felicidad debe ser algo muy parecido a estos medallones de carne hermosos.

Continuar leyendo…

Sí, ya sé, moriste.

Atracón de delicias en El banco rojo

Buenos Aires no para de sorprender con opciones deliciosas para mimar la panza y, buscando, trotando (¿?) e investigando, una de mis favoritas INDISCUTIDAS es El banco rojo, lugar que -espero- ya muchos deben conocer.

Ubicado en pleno centro de San Telmo, e ideal para oficinistas durante la semana y para turistas durante el finde, este “bolichito”, que prioriza el take away a sentarse y comer, se gana el corazón de todo aquel que llega a su puerta.

Continuar leyendo…

Goulash

Club Hungária. O el bodegón norteño que tenés que conocer

Sí, Buenos Aires tiene muchísimas opciones gastronómicas y es imposible cansarse, pero… ¿y si cruzamos la General Paz y llevamos a pasear a nuestros paladares un poquito más lejos?

Hace un tiempo, leí la nota que los genios de AntiGourmet sacaron sobre Club Hungária y, desde ese instante, mi panza estuvo gruñendo de las ganas de pasarme por allá.  Así que, con la excusa perfecta de visitar a mis papás, partí a Olivos y aproveché para probar un par de delicias húngaras.

Continuar leyendo…

Quesos

Del territorio al plato. Caminos y sabores

Hacía bastante tiempo que venía con ganas de ir a alguna de las ediciones de Caminos y Sabores, pero, por A o por B, siempre se me terminaba complicando o simplemente se me pasaba.

Por suerte, esta vez se me presentó la excusa perfecta y fui invitada a una clase abierta más que interesante para conmemorar nuestro bicentenario (a todo esto, feliz patria, argentinos) e ir fue un rotundo sí.

Continuar leyendo…