A lo gris, galles de dinosaurio

¡Alerta de galletitas para combatir la lluvia!

Porque la realidad es esta, si sos uno de esos poquitos afortunados que se pueden quedar en casa con estos días (o esperás con ansias que el viernes termine para llegar, meterte entre las mantas y merendar un montón), vas a necesitar unas galletitas y, como yo también estoy antojadísima, te dejo por acá una receta que me encanta. Fácil, rápida y muy muy rica.

Del dicho al hecho.

Necesitás:

– Dos tazas de harina.
– Una taza de azúcar.
– Dos huevos.
– 150Grs. de manteca pomada.
– Esencia de vainilla (un chorrito).
– Ralladura de un limón.
– Coco rallado a gusto.

¿Y ahora?

Precalentá el horno a temperatura media y enmantecá y enhariná la fuente que vayas a usar (también podés usar papel manteca, si te queda más cómodo).
Mezclá el azúcar y la manteca. Agregá los huevos y la esencia de vainilla. Por último, incorporá de a poquito el harina, el coco y la ralladura hasta conseguir una masa fresca y que no se pegue.
Llevá el bollo de masa a la heladera por media hora aprox. Una vez que esté consistente, sacala y amasá por partes hasta conseguir un espesor de 1cm aprox.

Dinosaurios listos para cortar
Dinosaurios listos para cortar

¡Y ahora viene lo más divertido! Siempre es bueno tener cortantes en casa. En este caso, usé mis favoritos, unos cortantes de dinosaurio que compré hace un par de años en Mercado Libre (son baratos, duraderos y muy lindos).
Una vez listas, envialas al horno por unos 10/12 minutos. Y OJO, NO LAS DESCUIDES, si te pasás, se queman rapidísimo por la cantidad de manteca y azúcar que llevan.

Acompañalas con un café con leche del tamaño de un rascacielos.

BonAppetip!