Bares que tenés que conocer (1)

Porque además de comer, algunas veces salimos a beber, me pareció menesteroso hablarte de mis principales bares favoritos; así que hoy te voy a contar sobre lo que, en estos días, se convirtió en el recorrido predilecto para arrancar el fin de semana.

Hace unas semanas, comenzamos a organizar nuestras salidas de viernes entorno de Duarte y The Shanghai Dragon y ambos lugares se convirtieron en LOS sitios de encuentro, súper cálidos, con una excelente energía y productos riquísimos que respetan una relación de precio/calidad.


Hablemos de Duarte, nuestro nuevo bar favorito (sí)

Lo conocimos mediante twitter, gracias a que muchos amigos no paraban de frecuentarlo y un día, cuando estábamos a punto de cancelar una salida, surgió la idea de ir, finalmente, a Duarte.

Por fuera, el lugar no vale dos pesos, es la realidad; así que de no ser por el boca a boca y por las redes sociales (principalmente por las redes sociales), no sería un bar al que mirarías y dirías “Apa, entremos acá”. Ahora, tras la fachada plana de una casa, se encuentra un espacio gratamente decorado, con luces bajas (quizás demasiado bajas), mesitas bien puestas y separadas, sillones y una barra preciosa excelentemente implementada.
Además, en el fondo hay un patio muy muy lindo y lo calefaccionan para que puedas sentarte allí incluso en invierno.

Lo recomendable es hacer una reserva para las 21:30/22hs, antes no va nadie y después olvidate, SE LLENA.

La barra de Duarte
La barra de Duarte

La atención es excelente y me recuerda muchísimo a mi bar favorito de Olivos, Korova. Tiene ese mismo ambiente amigable, desestructurado y  súper ameno que permite que uno se sienta “como en casa” estando en un bar.

Otro punto a favor (súper a favor) es que la comida es riquísima y barata. Por ahora probamos un pancho con cheddar, palta, cebollita colorada, pico de gallo y panceta -delicioso y acompañado por unas papitas muy muy ricas-, la hamburguesa de cordero -UN MUST- y la ensalada de panceta y (wait for it) MOLLEJAS. Sí, tienen una ensalada con mollejas y tenés que estar comiéndola ahora mismo. Además, ofrecen una variedad de papitas más que interesante, hasta hay unas con chorizo.

Ensalada de molleja y panceta en Duarte
Ensalada de molleja y panceta en Duarte

En cuanto a bebidas, hasta las 21hs hay un Happy Hour con precios tan exquisitos como el contenido de sus tragos. Arrancá con la jarra Jar Jar (Whisy+Cynar+Gaseosa+Jugo de pomelo), ideal para compartir y de ahí partí hacia los tragos. Te recomiendo su Negroni y, para las chicas, un trago que se llama Penélope (José cuervo+vino rosado+maracuyá+frutillas).

Estrellitas doradas en la frente para su música. Te vas a sentir en la programación de Aspen, pero de madrugada, cuando SÍ saben qué poner. Hicieron una combinación Pulp+Bowie que nos hizo reafirmar que era NUESTRO lugar.

Penélope. En Duarte
Penélope. En Duarte

Dirección: Aráoz 1218, Palermo.

Reservas: Sí. A través de Restorando.

WiFi: Sí y funciona perfecto.

Tarjetas de crédito: Sí.

Facebook: https://www.facebook.com/Duarte.Bar?fref=ts

Ahora, ¿terminaste de comer y tenés ganas de unas ricas cervezas? Solucionado, te cruzás a The Shanghai Dragon

En particular, The Shanghai Dragon es el bar que venimos escogiendo para terminar la noche -la próxima vamos a variar el orden, a ver qué acontece-. La decoración del bar es la típica de un pub inglés, pero con agregaditos orientales bastante originales. Es el ambiente ideal para un after office, para comer de parado y para salir a tomar cerveza en la vereda si el clima así lo permite (ayer, por suerte, lo re permitió y lo pasamos más que bien). Si vas tarde y está lleno, habilitan un subsuelo más que interesante y tan bien decorado como la planta principal.
Ofrecen comidas simples y ricas, desde las clásicas hamburguesas a platos más al estilo oriental, haciendo honor a su nombre y, para beber, es menesteroso que te inclines por la cerveza: Te recomiendo ampliamente la Gambrinus Stout, con un gustito intenso y un dejo a café delicioso; aunque, si sos más clásico y preferís algo suave, también ofrecen Honey beer de Antares (que nunca falla).

Lo que más me gusta, e insisto arduamente sobre ello, es que te permitan estar en su cuadra con tu comida/bebida en mano. Te hace sentir mucho más cómodo y en pocos lugares confían en que no te vas a llevar el vaso. Aplausos para ellos al respecto.

Mis amigas, felices con una Honey Beer, en The ShanghaI Dragon
Mis amigas, felices con una Honey Beer, en The ShanghaI Dragon

Dirección: Aráoz 1197, Palermo.

Reservas: No.

WiFi: Sí y funciona perfecto.

Tarjetas de crédito: Sí.

Facebook: https://www.facebook.com/Theshanghaidragon