Brownies con ganas de salvar tu desayuno

¿No desayunaste? Tranquilo, no hiperventiles porque todavía estás a tiempo de salvar tu día.
Por aquí te dejo una receta súper fácil para hacer unos brownies húmedos y riquísimos que tienen muchas ganas de ayudarte.

Del dicho al hecho

Necesitás

* 3/4 de un pomo de manteca derretida.
* 1 tableta grande de chocolate amargo (yo uso el Águila porque me parece el más rico), pero cualquiera sirve.
* 3 huevos.
* 1 taza y media de azúcar
* 1 taza y media de harina
* Nueces a gusto (metele muchas :P)
* Un chorrito de esencia de vainilla

¿Y ahora?

1) Precalentá el horno a temperatura mínima y dejá enmantecada la fuente que vas a usar. En este caso, para que después no queden costritas de harina por debajo, te recomiendo que, en lugar de enharinar, te juegues un poquito y espolvorees con cacao (te aseguro que queda genial).
2) Derretí en baño maría el chocolate (dejá separado un poquito para usar al final). Luego, incorporá la manteca y apartá.
3) En otro bowl, batí los huevos, la esencia y el azúcar hasta conseguir una crema homogénea.
4) Tamizá la harina e incorporala en la preparación anterior. Agregá la mezcla de chocolate y manteca. Mezcla (SIN BATIR).
5) Verté la preparación sobre la fuente e incorporá las nueces picadas y pasadas previamente por un poquito de chocolate en polvo.
6) Llevá al horno ya precalentado por unos 30 minutos aprox. Es importante que vayas controlando la cocción.
7) Una vez listo, agregá el chocolate derretido que habías apartado y dejá enfriar en la heladera por un ratito.

Acompañá con café con leche y una playlist de Serge Gainsbourg.

Bon AppeTip!