CHEF. O una película para abrir el apetito (y las ganas de cocinar)

Hace unos días, y estando MUY cansada, me di el gusto de tirarme en la cama, entrar a Netflix y sumergirme a ver una peli que me habían recomendado y a la que le tenía ganas desde hace tiempo: CHEF.

La peli me gustó mucho; la dirige y protagoniza Jon Favreau, quien me cae muy bien y que, además, escogió a un buen elenco, con Robert Downey Jr., Scarlett Johanson (de morocha y ultra diosa), Dustin Hoffman, Sofía (basta de estar hasta en la sopa) Vergara, entre otros.

La historia no es de lo más destacable: El chef de moda del momento (Favreau) sufre una pseudo crisis existencial y profesional justo cuando obtiene una crítica de lo más destructiva dentro del mundo gastronómico; pero, finalmente, logra sacarle provecho en mood de “oportuncrisis” para reencontrarse con su hijo -a quien casi desconocía- y con los orígenes que le habían hecho interesarse por el universo de la comida, los que lo llevan a ponerse un food truck -sí, los carritos de comida que ahora son un boom en Buenos Aires- y a clarificar un 100% su vida gracias, fundamentalmente, a su hijo y al sabio uso de las redes sociales. Simple, concisa, linda y termina más que bien.

Por otro lado, la dirección de fotografía me encantó. Las recetas están espectacularmente retratadas, tanto las gourmet e intrincadas como las caseritas y sencillas (se me hacía agua la boca al verlas) y dan ganas de correr a comprar ingredientes para prepararlo todo. No podés terminar la película sin rogar estar comiendo un sándwich cubano, del cual, dicho sea de paso, encontré acá una receta súper fácil y ya la tengo anotadita para prepararlo el finde :D.

Otro de los puntos interesantes de CHEF es la interacción del comercio con el uso de las redes sociales. Porque sí, la importancia del activismo gastronómico dentro de twitter, vine, instagram, etc. es un elemento fundamental en esta película (y, desde ya, en el marketing dentro de la vida cotidiana y comercial) que me parece súper importante destacar y que por aquí explayan mucho más.

Si querés ver una película que dignifique tanto al negocio culinario como al alma de los ingredientes, ESTA es tu película y no tenés que dejar de mirarla. (Todavía sigue en Netflix, aprovechá).

¿Vos ya viste? ¿Te gustó?

Dejame tus comentarios 😀