Esto también cuenta como ensalada

¿No les parece que las ensaladas, y más ahora con el boom hamburgueseril, están siendo bastante mal juzgadas? No, “no vives de ensalada”, pero qué bien que podés comer si sabés jugar con los ingredientes y te arriesgás un poquito a la hora de armarte una. Así que hoy, para los que ya probaron las mil y un combinaciones y, en particular, para aquellos señoritos que creen que una ensalada es comida de chicas a dieta, les dejo aquí una ensalada que preparé el otro día para mi novio con la premisa de “sí, esta cosa gorda y rica también cuenta como ensalada”.

¿Qué necesitamos? (Para dos platos)

  • 100 gramos de salamín picado fino
  • 100 gramos de queso sardo o el que te guste
  • 1 taza de fideos secos (dedalitos, tirabuzones, penne, lo importante es que sean de los cortitos)
  • 1 planta de rúcula
  • 1 planta de verdeo
  • 1 puñado de tomates cherry
  • 2 cucharadas de mostaza (si tenés alguna mostaza especiada, a la cerveza, o a la miel, mejor)
  • 1 cucharadita de ajo deshidratado o media de ajo fresco picado
  • 1 cucharadita de orégano
  • 1 cucharadita de granos de mostaza negra o marrón
  • 1 cucharada de aceto balsámico
  • 1 cucharada de aceite de oliva

 

¡A cocinar!

  1. Dejá listos los fideos y pasalos por agua fría (si son del día anterior, mejor).
  2. Cortá el salamín y el queso en tiras o pedacitos pequeños.
  3. Armá una vinagreta con el aceite, el orégano, el aceto, los granos de mostaza, el ajo deshidratado y la mostaza.
  4. Limpiá la rúcula, picá el verdeo y cortá los tomatitos.
  5. Armá la ensalada y terminá con la vinagreta y unos granitos más de mostaza.
Plato listo
Plato listo

Es tremenda tontera y sí, esta mezcla con salamín también cuenta como ensalada.

Ideal para acompañar con cerveza y alguna peli de los hermanos Coen. 

 

Bon AppeTip!