Mac & Cheese apto para todo público

Los fideos, o ese elixir elemental y básico para hacer feliz a una panza.  Con pesto, con bolognesa, con filetto, con crema, con hongos, con queso, con MUCHO QUESO.

Estos últimos días estuve coordinando con mi primo para darle un par de clases sobre Análisis del discurso (materia que va a permitir que se reciba de periodista (!!!)) y lo primero que le dije fue “Vení a casa, te explico y te cocino; vos traete un vino”.

He ahora un problema: desde chico, mi primito adorado tuvo inconvenientes con la comida; es, mmm, ¿cómo decirlo?  un humanito que no come verduras, tampoco consume demasiadas carnes y mucho menos postres; posee un paladar un tanto peculiar. PERO, ¿qué mejor oportunidad entonces para hacer unos fideos con queso? y, si hay que hacer fideos con queso, ¿qué mejor que unos simples, pero súper gustosos, MAC & CHEESE?

Los Mac & Cheese son una receta estadounidense por excelencia y, la verdad, nunca había ido más allá de babear con sus fotos, así que me pareció el momento ideal para intentar hacer mi propia versión.

¿Qué necesitamos? (Yo hice una fuente que rinde para entre 3 y 4 personas)

  • 3/4 de un paquete de fideos -escogí usar coditos-
  • Queso Cremón o algún queso mantecoso (200 gramos)
  • Queso Cheddar fundido o queso Finlandia de Cheddar (2 cucharas grandes)
  • Queso parmesano (100 gramos)
  • Queso reggianito rallado (100 gramos)
  • 1 cucharada de manteca
  • 2 cucharadas de harina
  • 1/2 vaso de leche
  • Sal a gusto
  • Pimienta a gusto

 

¡A cocinar!

  1. Cociná los fideos. Que no se te pasen. Apartalos.
  2. Trozá el queso cremoso y queso parmesano. Apartalos.
  3. En una sartén grande, calentá la manteca hasta que esté casi derretida, agregá la mitad de la leche y las cucharadas de harina, revolvé con firmeza hasta formar una salsa blanca sin grumos y cuando veas que la salsita va espesando, agregá el resto de la leche.
  4. Retirá del fuego e incorporá los fideos cocidos, los quesos cremoso y parmesano y las cucharas grandes de cheddar. Llevá al fuego nuevamente y mezclá todo hasta que los quesos se derritan y formen un “mazacote” delicioso de fideos y queso.
  5. Añadí un poquito de sal (no mucho, el queso ya aporta bastante) y la pimienta a gusto.
  6. Retirá del fuego y colocá la preparación sobre una fuente de vidrio. Espolvoreá con el queso reggianito rallado.
  7. Llevá a baño maría (la fuente de vidrio sobre una fuente de horno más grande con agua) al horno previamente precalentado a fuego medio. Esperá hasta que todo el queso y la salsita blanca gratinen, serán unos 15/20 minutos.
  8. ¡A comer!
Antes de entrar a gratinar
Antes de entrar a gratinar

Extra Tip: Podés dejar más salsa blanca lista y echarla sobre la preparación antes de llevar al horno y ponerle más quesito encima. Queda delicioso, yo evité hacerlo porque la salsa blanca no es muy amiga de mi primo tampoco. 

Extra Tip 2: Otra opción es meterle encima bolognesa/estofado/espinaca a la crema y después el queso. Lo importante es que gratine bien 😀

Acompañá con vino y mucho pancito.

Listos
Listos

Bon Appetip!