Merluza a la Marta

Me declaro fanática de las recetas heredadas, tienen un gustito especial; una mezcla de nostalgia y calidez, condimentada con el desafío -táctico y emocional- que implica concretarlas.

Los sorrentinos de mi abuela, el matambre de mi mamá y, hoy, ahora, ya, la merluza que mi suegra le hacía a mi novio cuando era chiquito.

He de confesar algo, nunca probé el plato, pero Marta (mi suegra) me habló de su elaboración tantas veces y con tanto cariño que hace tiempo tengo ganas de intentarlo.

Conozco gente que no come merluza si no está empanada o hecha a la roma (si te pasa, por favor sacate esa costumbre, no quiero tener que retarte), así que me pareció casi una obligación demostrar cómo el pescado puede ser una opción ideal para calentar la panza y probar algo distinto.

Estamos en invierno, no tenés excusas para comer rico, en abundancia y con una preparación súper fácil (tener listo toooodo el plato te lleva menos de 40 minutos).

 

Del dicho al hecho

¿Qué necesitamos? (Para cuatro porciones medianas)

  • 8 Lomitos de merluza
  • 1 Puerro
  • 1 Morrón
  • 1 Papa
  • 1 Zanahoria
  • 5 Dientes de ajo
  • 1 Pote de crema
  • Mostaza en granos (cantidad a gusto)
  • Parmesano a gusto
  • Un chorrito de aceite de oliva
  • Una pizca de pimienta
  • Sal (yo utilicé sal marina, pero podés ponerle sal grusa o fina)
  • Romero a gusto
  • Papel manteca o metalizado
Ingredientes
Ingredientes

A cocinar

Para el pescado

  1. Primero y principal: LIMPIÁ LA MERLUZA. Puede que la veas impecable, pero nunca olvides que, como las verduras, las carnes pueden haber sido tocadas por cualquiera. Tomate un minutito y pasala por agua fría. Apartala.
  2. Cortá el puerro y el morrón en trozos chiquitos, recordá que el pescado tiene una cocción súper rápida y, si los rebanás demasiado grandes, puede que no lleguen a cocinarse. Sacale la piel al ajo (vamos a usar dientes enteros).
  3. Cortá el papel metalizado en cuatro partes y, haciéndoles un huequito, meté -en cada uno- dos lomitos de merluza, los trozos de verdura y dos dientes de ajo. Luego, salpimentá y poné un poquito de romero y la mostaza en granos. Cerrá los bollitos de papel metalizado, cocinarlos así va a permitir que el gusto de los ingredientes se conserve intacto.
  4. Al horno (te recomiendo que ya lo tengas precalentado).
  5. Tras 20 minutos en el horno a fuego medio, sacá la fuente, abrí un poquito cada papel y colocá la crema y el parmesano. Devolvé todo al fuego, hasta que el queso se gratine a tu gusto.
Al horno
Al horno

Para la guarnición

  1. Pelá la papa y la zanahoria; cortá en láminas.
  2. En una fuente, echá un chorrito de oliva y colocá las láminas. Condimentá a gusto (yo usé ají molido, pimentón, orégano y un poquito de sal).
  3. Al horno hasta que la verdura quede doradita (unos 30 minutos aprox.)

Serví todo junto con el pescado y acompañá con vino blanco. ¡A comer!

Plato terminado
Plato terminado

TIP 1: Si las papas tienen una piel sana, te recomiendo que no las peles y que las cortes directo en láminas. Quedan mucho más gustosas, y te ahorrás el trabajo 😛

TIP 2: Podés reemplazar la merluza por otro pescado que tengas (gatuzo, brótola, abadejo, etc.), siempre que sea un pez magro.

TIP 3: Otra buena opción es reemplazar la guarnición por arroz con queso.

BonAppeTip!

¿Te gustó? ¿Qué le agregarías?

 

Dejame tus comentarios 😀