Pepinillos en conserva (exclusivísima receta de mi bisabuela)

Me he pasado años escuchando a mi mamá hablar sobre los pepinillos en conserva que preparaba su abuela (mi bisabuela); de su gusto, de su textura, del recuerdo de su cocina. Así, que cuando hace unos días mi mamá los preparó con su receta, no pude evitar emocionarme y probarlos con muchas (muchísimas) ganas.

Ojo, los pepinillos no son para todos. O los amás o los odiás; y tengo que confesar que hasta hace un par de años no podía tolerarlos, pero, ¿no es mágico cómo el paladar madura y vamos aceptando otros gustos? ¿Cómo nos vamos amigando con otros sabores?

Para que disfrutes de estos pepinillos o para que, al menos, tu lengua intente jugar a acostumbrarse, he aquí la receta 😀

¿Qué necesitamos?

  • 10 pepinos (Tené en cuenta que el tamaño dependerá del frasco donde vas a meterlos luego, nosotras usamos un frasco enorme)
  • Sal gruesa
  • 4 partes de vinagre y dos de agua para poner en una olla
  • 1/2 taza de azúcar
  • 3 hojas de laurel
  • 10 pimientas en granos

¡A cocinar!

  1. Dejá los pepinos crudos y sin pelar en un bowl con agua y sal gruesa durante doce horas.
  2. Una vez que pasaron las doce horas, enjuagalos con muy poquita agua.
  3. Calentá en una cacerola hasta el hervor las cuatro partes del vinagre, las dos de agua, el azúcar y el laurel. (Para las proporciones, tené en cuenta que el contenido de la cacerola es lo que vas a usar para cubrir los pepinos dentro del frasco).
  4. Una vez que hierve, retirás y colocás la “infusión” en el frasco -previamente esterilizado-; dejás enfriar y agregás los pepinos. Antes de taparlo, limpiá la tapita con un algodón con alcohol.
  5. Dejá estacionar durante quince días.
  6. ¡A disfrutarlos!
Pepinillos
Pepinillos

Ideales para picadas, para acompañar con chucrut y con salchichas alemanas. O solos, con un pancito. (Tengo que confesar que he llegado a robármelos del frasco jaja)

¡Buen sábado y bon appetip!