Varieté culinaria en Mar del Plata Parte 3: LA MARINA

Nuevamente la ruta, la brisa del mar, respirar muy muy profundo, pasear y comer (comer MUCHO).

Dentro de todos los lugares que probamos, el mayor y más grato descubrimiento fue La Marina, así que no me cansaré de agradecer a quienes me recomendaron ir: GRACIAS, GRACIAS Y MÁS GRACIAS.

La Marina es un restaurante familiar especializado en (como su nombre indica) mariscos. Está a una cuadra del Centro Comercial del Puerto y escapa de los clichés de combitos de rabas y cornalitos y tenedores libres venidos a menos para ofrecer una amplia variedad de platos realmente deliciosos y una excelente atención.

Ubicación

Para que veas qué cómodo se encuentra, está a dos cuadras de Chichilo, Gran pez y todos esos restaurantes de los que seguramente -y con razón- ya estás re cansado. Podés estacionar en la calle con tranquilidad y sin aglomeraciones de gente.

Por dentro

Es, básicamente, una fonda. No esperes un lugar con grandes pretensiones estéticas porque acá lo que importa es lo rico y abundante que vas a comer.

Todo está ordenado con prolijidad, las mesas están bien puestas y lo suficientemente separadas como para poder mantener una buena charla.

Por dentro
Por dentro

Atención

Uno de los puntos más favorables de La Marina es que, así como indica un cartelito en la entrada, está atendido por sus dueños. Vas a encontrarte con un adolescente que te lleve la carta mientras ves a un abuelito atendiendo a otra mesa y a un señor de lo más simpático preparando los pedidos. Al menos en apariencia, la familia es divina y todos atienden con calma y muchísima calidez; gratifica llenar la panza en un lugar repleto de buena energía.

¡Ah! esto es importante: Intentá ir temprano (abren de 12 a 16hs y de 20 a 00hs), se llena rápido y quizás tengas que esperar un poco -no toman reservas-. Te aseguro que vale la pena.

Rabas a la provenzal
Rabas a la provenzal

Menú

Está compuesto principalmente por pescados y mariscos, así que aprovechá y empachate con las fresquísimas delicias de nuestro mar. La calidad de los productos es envidiable y me parece casi un pecado no aprovechar para probar platos que normalmente no comerías en tu casa.

Ojo, también se compadecen de aquellos que no gusten de la carne marina y ofrecen pastas, carnes y minutas, que seguramente sabrán tan ricas como todo lo que preparan.

Te advierto algo, las porciones son gigantes, sí, GIGANTES (con las mayúsculas más grandes que puedas utilizar) y son todos ideales para compartir, incluso los que escojas como “media porción”.

De entrada pedimos rabas a la provenzal y nos sorprendió lo bien hechas que estaban. Para nada grasosas, enormísimas, con la crocantez justita y no más que la harina suficiente. Además, se notaba que la provenzal había sido preparada en el momento exacto de servirse. Riquísimas.

Ya llenos (sí) continuamos con Merluza a La Marina y Arroz Carrizo: Te recomiendo ambos platos, muy distintos y hasta complementarios.

La merluza, cocida a la perfección, demostró cómo un pescado tan simple en apariencia puede convertirse en el rey de la pesca si está en manos más habilidosas. Vino con un una salsa mixta impecable (no te puedo explicar el gustito glorioso del morrón) y un montón de papas españolas.

Merluza a La Marina
Merluza a La Marina

Por su parte, el Arroz Carrizo es el “plato fuerte” del restaurante: Gambas y pulpo en abundancia con arroz azafranado y especias utilizadas con criterio y eficacia. Recuerdo lo que sentí al probarlo y babeo el teclado, voy a buscar un pañuelito, sepan disculpar (¿?). Si vas -andá-, SÍ O SÍ tenés que probar este plato.

Arroz Carrizo
Arroz Carrizo

 

No llegamos al postre, pero pude pispear un flancito casero que ahora mismo me estaría comiendo.

Con respecto de las bebidas, ofrecen botellas grandes de gaseosa, vino y cerveza y botellas chiquitas de agua.

Precio

Impecable relación entre precio y calidad, hasta te diría que es súper barato. Si van de a varios, piden alguna entrada y mitades de porción para compartir y quedan chochos.

¿Recomendable?

Pongo las manos en el fuego para afirmarte que te va a gustar. Cambiá los típicos restaurantes del puerto, sin amor ni compromiso para con sus ingredientes, y probá La Marina. Me juego a decirte que es el mejor restaurante de pescados y mariscos de Argentina.

¿El punto fuerte?

La calidez de la familia que maneja el negocio, la abundancia de los platos y la calidad de cada producto utilizado.

¿El punto débil?

No aceptan tarjeta de crédito (sí de débito) y creo que deberían hacer reservas.

 

Dirección: 12 de octubre 3147, Mar del Plata

Reservas: No.

WiFi: Sí, pero no funcionaba.

Tarjetas de crédito: No.

Facebook: https://www.facebook.com/pages/La-Marina/221233671227053?fref=ts  (casi no lo usan)