Del territorio al plato. Caminos y sabores

Hacía bastante tiempo que venía con ganas de ir a alguna de las ediciones de Caminos y Sabores, pero, por A o por B, siempre se me terminaba complicando o simplemente se me pasaba.

Por suerte, esta vez se me presentó la excusa perfecta y fui invitada a una clase abierta más que interesante para conmemorar nuestro bicentenario (a todo esto, feliz patria, argentinos) e ir fue un rotundo sí.

Apenas traspasé la entrada, un aromita riquísimo (y tentador) a queso me invadió y supe -confirmé- que esta exposición se las trae. Continué mi caminata y fue imposible no ir, de a poquito, convirtiéndome en un ekeko de carga de productos.

Invasión de quesos
Invasión de quesos

Primero, los fiambres; más tarde, los chocolates; un poco después, una infinita variedad de yerba mate y de té. Continué avanzando -ya tentadísima con todo- y fue hora de las pastas, la miel, los dulces… Todo manufacturado por y sobre nuestra tierra.

Sí, invasión
Sí, invasión

Llegué al sector de cerveza y de vino y ahí listo, me perdí entre mil y un bártulos deliciosos. Imposible no parar en cada stand y charlar un ratito con productores y vendedores, escuchar sus palabras apasionadas. Esta clase de exhibiciones siempre me termina emocionando porque es súper nutritivo poder cruzarse con gente que ama lo que hace (¿y qué mejor si lo que hace es comestible y está buenísimo, no? :P)

Sector de panadería
Sector de panadería

Llegó la hora de la charla y, cargadísima, entré al salón. Era hora de escuchar:

Del Territorio al Plato cuenta con una premisa que me parece fundamental: “Los alimentos como una expresión cultural del pueblo” y, gracias al INTA y a la fundación ArgenINTA, no para de expandirse.

De la mano de Magda Choque Vilca, una reconocida chef e ingeniera agrónoma (que un poquito se convirtió en mi heroína), la charla arrancó con todo y fue realmente muy amena.

La comida es parte fundamental de la historia de un país y, como argentinos, es importante reivindicar aquello que nos brinda la tierra, “sentir el territorio”, vivir lo que el productor vive. La gastronomía argentina es una danza entre los pueblos originarios, los gauchos y los muchos inmigrantes que, con los años, han nutrido y fortificado nuestros paladares.

Clase abierta
Clase abierta

La clase abierta constó de cinco platos, todos realizados con ingredientes tradicionales y propios de nuestro país.

Para empezar, tartaletas de harina de maíz y harina tostada rellenas con crema de calabaza, cebollitas y escabeche. Esta receta, típica de la festividad de los muertos el 1 de noviembre, busca recrear la sutileza de aquellos platos que se desarman en la lengua con tan solo tocarlos. Suaves, delicados y deliciosos; ideales para iniciar un agasajo. ¡Ah! De yapa, es un plato apto para celíacos porque no cuenta con harina de trigo.

Luego, fuimos tentados con unas geniales aceitunas rellenas con queso, cebolla y condimentos (receta tan tradicional como moderna y publicada por primera vez en La cocina ecléctica, de Juana Manuela Gorriti -1890-). Un plato perfecto para ejercitar la paciencia y preparar despacio, con un vinito en mano y, además, un típico “pasa bocas” argentino que permite otorgarle otro valor a la aceituna, más allá de su común implementación en pizzas y picadas. Dato de color: A la hora de freír las aceitunas, pasarlas por huevo y una miel cítrica y floral; el contraste entre lo dulce y suave de la miel y la fuerza de la aceituna queda increíble.

Seguimos con un riquísimo consomé cremoso de verduras, tocamos el costado dulce de la gastronomía con un turrón de nuez con miel y terminamos con la famosa Torta Argentina, también del libro de Gorriti y primera receta con dulce de leche de la que se tenga conocimiento y documentación (y sí, queridos, por eso tenemos derecho a decir que el dulce de leche es argentino :P).

Para la torta: 4 huevos, 8 cucharadas de azúcar y 8 cucharadas de harina 0000. Batir y al horno. Rellenar con dulce de leche y terminar con un glaseado real (se realiza con azúcar y medio limón). Devorar.

Al finalizar la clase abierta, pudimos probar parte de los platos y todo estuvo realmente delicioso ♥. Que lindo es cruzarse en la vida con gente que ama lo que hace y que, encima, cuenta con la capacidad de transmitirlo y contagiarlo.

Tartaletas y aceitunas
Tartaletas y aceitunas
Torta Argentina
Torta Argentina

Desde 2005, el INTA acompaña a los más de 350 productores que participan en Caminos y Sabores y esperemos que sigan por mucho tiempo más.

Espero ansiosa la próxima edición. Bon Appetit!