Feria Masticar 2016

Pero qué lindo el caos a veces. Y definamos caos: un bolonqui de gente, de comida, de bebida, de ruidos lindos, de SABORES.

Por quinta vez, la Feria Masticar permitió al humanito promedio cruzarse con una amplia oferta de comidas y bebidas (muchas más bebidas, esta vez) de primera calidad y a precios especiales, y la verdad que estuvo buenísima.

En esta oportunidad, tomaron conciencia de su alcance y decidieron extender el predio Dorrego cortando una calle y tomando también el polideportivo para conseguir el doble de su capacidad habitual y, aún así, durante las cuatro jornadas los puestos y los huequitos donde ubicarse estuvieron al límite.

Tuve el gusto de pasar el domingo y estuvo genial. Muchas charlas interesantes para escuchar y opciones culinarias para todos los gustos.

Me parece que sería un tanto extenso y medio al divino botón enumerar todo lo que vi y me gustó, PERO, creo menester tirarles un par de tips para que tengan en cuenta si deciden pasarse (do it) en otra oportunidad:

  1. SAQUEN ENTRADA ANTICIPADA. En serio, ni lo duden. Y les voy a tirar la posta (¿?), no escojan retirarla en La Rural ni en el predio de Dorrego porque también van a tener que comerse filas. ¿Lo ideal? El Abasto: Las buscan uno o dos días antes de ir y van tranquilos a la Feria; si tenés entrada en mano, entrás rapídisimo.
  2. Si realmente quieren probar muchos platos, VAYAN TEMPRANO. En lo personal, les recomiendo que a las 12hs estén ahí -apenas abre-. Mientras el día transcurre, La Masticar se va llenando más y más y la realidad es que en algunos stands (el de Tegui, por ejemplo) se puede llegar a sentir el “síndrome de montaña rusa de agua del Parque de la Costa” :P. (aka: mucha espera).
  3. Si van de a varios, PRUEBEN DE TODO. Aprovechen esta clase de eventos para escapar de la típica hamburguesa/chori y juéguense a catar.
  4. Las conferencias que ofrecen están muy buenas y no se llenan TANTO. Si tienen ganas de escuchar a alguno de sus chefs favoritos, esta es la oportunidad, no la desperdicien 🙂
  5. Calculen cuánto van a gastar y compren los billetitos Masticar que crean correspondientes. Si sobra, devuelven la plata, pero qué fiaca ir a canjear. Y ojo, esto de comprar en modo de “billetes de Monopoly” puede tornarse peligroso si no tienen control 😛
Traguito en Jameson
Traguito en Jameson

Ahora, mis menciones especiales a lo que más me gustó: La onda del stand de  Gran Bar Danzón (riquísimo el Buenos Aires Sour con Malbec que hemos probado). Impecable -como siempre- mi queridísimo 878 y su Sangría <3. Recomendadisimo -y a excelente precio- el Balestrini Negroni de Florería Atlántico. Y, debo cuasi rogarles que no desaprovechen la oportunidad de probar las delicias de Elena, el chivito que llevaron a la feria fue una locura hermosa.

Balestrini Negroni y alfajor de mousse de Rapanui
Balestrini Negroni y alfajor de mousse de Rapanui

 

Pizza a la parrilla
Pizza a la parrilla
Tesoros de el Danzón
Tesoros de el Danzón
Chivito de Elena
Chivito de Elena

Y a ustedes, ¿qué fue lo que más les gustó de la Masticar? Compartan su experiencia 😀

Bon Appetit!