Otoño de hamburguesas

Primero lo primero, ¡llegó el otoño!, mi estación favorita y la que más ganas de comer cosas ricas me da. Comienza la era de las mantas, el té de la tarde, el whisky antes de dormir, las primeras sopitas del año… todo lo bueno está (a mi parecer) en esta época y ¿qué mejor que arrancar este equinoccio con unas hamburguesas?

Hace un tiempito fue a conocer Francis Platz, hamburguesería de la cual me venían comentando largo y tendido y todavía no decido bien cómo calificarla, quizás escribir esto me ayude un poco.

A ver, Francis está ubicada en Núñez y apartada del típico circuito de hamburguesas (lo que no impide que igualmente se llene de comensales ansiosos). La esquina sobre la que se sitúa es súper linda y cuentan con un patio ideal para los días de calorcito.

Al entrar, lo primero que llama indiscutiblemente la atención es el ambiente y la decoración con muchísima onda: Paredes pintadas con Francis reconocidos y no tanto por todas partes, mesas comunitarias, luces bajas cobijadas tras hermosas lámparas, libros para leer recostados sobre las mesas… Todo tiene algún nuevo detalle por descubrir y los ojos festejan.

Entrada
Entrada
FRANCIS
FRANCIS

Pero hablemos de lo que importa… LA COMIDA:

El pedido se hace en la entrada y ofrecen hamburguesas hechas con carne de bife de chorizo y una opción veggie con hamburguesa de soja. Las variedad de toppings es amplia y tentadora; tienen variantes con mozzarella, provolone, sardo, huevos revueltos, espinaca y hasta hinojo.

Para acompañar, papitas con una amplia opción de salsas y para beber, agua, gaseosas y cerveza artesanal (TIENEN HAPPY HOUR).

En mi caso, pedí la burger “marroquí” (carne+provolone+tomate grillado+pepino+lechuga+alioli) y estuvo bien. Quizás hubiera cocido un poco menos la carne, pero el gusto y la combinación de ingredientes fue justa. Ahora… el pan no me gustó para nada (tenía una costra muy dura e innecesaria) y las papas me desilusionaron mucho, les faltaba ese gustito “casero” que uno siempre espera en esta clase de hamburgueserías; estaban blandas.

Marroquí
Marroquí

Ahora, es indudable que los ingredientes eran de excelente calidad (el provolone que le metieron a la burger se gratinó perfecto y ahora lo recuerdo y se me hace agua la boca de nuevo), pero deberían tener cuidado con el tema pan y papas, que son tan fundamentales como la carne y confluyen para formar el combo perfecto.

Por lo demás, la cerveza estuvo más que bien y el precio cumple perfecto con relación a la calidad.

Espero volver pronto y probar “La yankee”, que me dijeron que es la mejor (y más gorda) de sus hamburguesas. Ojalá le pongan más onda a las papitas >.<

Marroquí atacada
Marroquí atacada

MÁS INFO

Dirección: Quesada 1892

Web: http://francisplatz.com/

Tarjeta: No. Cash only.

 

Bon Appetip!!!! (y a cenar rico :D)