Team Vitel Toné

Llegó ese momento del año que todos los fanáticos del vitel toné aguardamos con ansias. Porque sí, al vitel toné lo odiás O LO AMÁS Y LO DEFENDÉS A MUERTE MIENTRAS MOJÁS EL PANCITO EN LA SALSA. Y bueno, yo soy de esas que ya tienen listo el pan.

Desperté hecha una bolita de bondad (que haya aflojado el calorete puede tener mucho que ver con esto) y decidí compartir esto a tiempo para que corras a la carnicería, escojas la carne, vayas poniendo el agua y llegues con todo listo al 24, no seas paparulo, aprovechá.

Esta receta es la que yo uso, PERO OJO porque puede variar y… mientras la vaya explicando, casi seguro que te voy a ir tirando en medio otras posibilidades igual de tentadoras.

¿Qué necesitamos?

  • 1 peceto (1 kg/1 kg y medio está perfecto). Y ya te arranco con las variantes porque ¿dónde quedó el segundo semestre, verdad? El peceto está carísimo, podés usar cuadril o, incluso, tortuguita y va a quedar igual de bien. ¿Y si a algún comensal no le piace la carne? Y bue, exilio :P, o le mandás un vitel de pollo.
  • 1 pote de crema. Segunda variante, ¿Dieta? Usá yoghurt natural, no es lo mismo, pero qué sé yo, algunos quieren “llegar al verano”.
  • 3 cucharadas grandes de mayonesa.
  • 1 cucharada grande de mostaza.
  • 1 lata de atún al natural (de las que protegen a los delfines, por fi).
  • 5 anchoas -varía dependiendo de la intensidad que quieras darle, yo le mandaría como 8 :P-.
  • 1 pizca de pimienta.
  • 1 puñado de perejil fresco picado.
  • 1 cubito de caldo de carne o de verduras (ok, si tenés ganas, verduras de verdad, mejor aún).
  • 1 copa de vino blanco –sí-.
  • 4 huevos duros o alcaparras a gusto (yo prefiero las alcaparras, pero en este caso los comensales no las aceptaron).

¡A cocinar!

  1. Limpá el peceto y sacale la grasita sobrante. Mandalo a cocinar con el caldo o con las verduras -cebolla, apio, puerro- durante 2 horas aprox. Es importante que esté tierno y que absorba bien el caldo. Si el agua se vacía, agregá más.
  2. Una vez listo, lo ideal es dejarlo en el caldo y mandar a la heladera hasta el día siguiente, no te das una idea de cómo sigue incorporando sabor. Cuando “el día siguiente llegue”, lo sacás de la heladera y lo cortás en rodajas finitas, usá un cuchillo con buen filo. Apartá el caldo.
  3. ¡Salsa, salsa, salsa! Licuá -con licuadora o minipimer- el caldo sobrante, las anchoas, el atún, la mayonesa, la mostaza, el perejil y algunas alcaparras (si querés).
  4. A la preparación licuada sumale la crema y la copa de vino blanco. Licuá una vez más con cuidado para que la crema no se corte. ¡Listo!
  5. Echá sobra una fuente un poco de la salsa, colocá las rodajas de peceto y cubrí con la salsa. Repetí hasta que todo sea una obscenidad hermosa de carne y salsa.
  6. Terminá con los huevos picados, con perejil o con las alcaparras. O CON TODO. Lo que de (¿?)
  7. ¿Ya tenés listo el pan? 😀
VITEL TONÉ
VITEL TONÉ

A comer y a brindar mucho, que las fiestas para eso están.

Bon Appetit!