Categoría: Para comer entre muchos

Bondiola al vino tinto

Apurate que se termina el frío

Tenemos que aceptar la realidad. Aunque todavía no lo parezca, ya estamos en primavera y en pocos días vamos a estar en vestido (bueno, al menos las chicas) y comiendo ensaladas y sándwiches fríos.  Así que…  ¿no te parece que es menesteroso aprovechar estos últimos días de frío? Apurate, corré a la carnicería, pedí una bondiolita y venite a leer este post.

Teníamos invitados en casa, muchas ganas de comer cerdo; y huevos y verduritas que usar sí o sí antes de que falleciesen en la heladera; lo más viable era agarrar todo, cortarlo bien y meterlo en una cacerola, pero, ¿qué mejor si, ya que estamos, le damos un toque más “gourmet” y cocinamos con vino tinto?

Continuar leyendo…

Faina terminada

De la harina de garbanzos, con amor

Todos, sí, TODOS, amamos comer una picada -tapeo- (no, no me digas que no, por favor).

Queda bien con lo que sea que la armes, es ideal para juntarse a comer con amigos, para disfrutar mientras ves una película o, incluso, como entrada antes de un plato principal. Y… si estás medio harto de acompañarla con pan, o querés probar una versión más sanita (y menos clásica) que la habitual, te recomiendo que te lances al territorio de la FAINÁ.

Porque sí, la harina de garbanzos es un ingrediente súper noble y muy sanito para salirse un poco del universo de las harinas blancas.

En este caso, y como mi idea fue realizar una picada para disfrutar con amigos veganos, voy a aprovechar para mostrarte dos usos para los garbanzos y, de yapa, una crema de zanahoria re fácil 😀

Continuar leyendo…

Bagna Cauda con CREMA

El espíritu piamontés de la BAGNA CAUDA

Siendo una parte de mis orígenes piamonteses, la Bagna Cauda es, afortunadamente, uno de los platos más representativos en mi familia y, durante estos últimos años, mi papá se puso en campaña para darla a conocer y fomentar su gratísimo consumo; así que el domingo pasado nos juntamos veinte personas (entre amigos y familia) en el Museo Provincial Guillermo Enrique Hudson -el cual les recomiendo visitar- a comer una típica Bagna Cauda.

Continuar leyendo…