Categoría: Recetas rápidas y ricas

Sopa terminada

Sopa cura empachos

El fin de semana me resulta imposible cuidarme con la comida (bueno, casi siempre me resulta imposible), pero todo se complica aún más si te invaden los cumpleaños.

Viernes: Hamburguesa de Palo verde (riquísima, mañana les cuento mejor)

Sábado: La hamburguesa monstruo de Mi Barrio Hamburguesería y pizza de Güerrin (adiós, hígado, te quise).

Domingo: Medialunas, carne, fritos.

A veces, la panza dice basta y la acidez y el malestar aparecen, peeero, las ganas de comer algo rico no se van. De yapa, tras tantas vueltas y salidas, quedás agotado y no tenés ganas de cocinar durante un millón de horas, entonces… ¿qué mejor que una sopa?

Hace frío (al menos por un par de días más) y las sopas son pócimas deliciosas que no tenemos que desaprovechar en esta época del año. Generalmente, las escojo cremosas y llenas de ingredientes, pero este no es el caso; si nos duele la panza, hay que ser concisos y descartar alimentos que nos hagan sentir peor. Entonces, ¿qué mejor que una sopa de calabaza?

Continuar leyendo…

Galles terminadas

A lo gris, galles de dinosaurio

¡Alerta de galletitas para combatir la lluvia!

Porque la realidad es esta, si sos uno de esos poquitos afortunados que se pueden quedar en casa con estos días (o esperás con ansias que el viernes termine para llegar, meterte entre las mantas y merendar un montón), vas a necesitar unas galletitas y, como yo también estoy antojadísima, te dejo por acá una receta que me encanta. Fácil, rápida y muy muy rica.

Continuar leyendo…

Relleno listo

La señora empanada

A veces es necesario un “back to basics” y el relleno de empanadas es algo que no puede faltar. Las hay de humita, de jamón y queso, de ciruela y panceta o, incluso, de salchicha; las hay de mil y un gustos, pero, indiscutiblemente, la de carne está en el podio y se lleva -con creces- el título de Señora Empanada.

Se acerca el fin de semana y te dejo por aquí una receta fácil y riquísima para que cuando quieras hacer empanadas, saques este relleno del freezer y consigas que tu panza gruña de alegría y de antojo.

Continuar leyendo…

¡A comer!

Ramen para dos (Versión volví tarde del trabajo)

Trabajaste todo el día, el colectivo tardó mil años en pasar y, a la vez, sentís que tu panza pide algo rico y sustancioso. Llegás a tu casa y recordás dos bolsitas de maruchan que habías dejado listas para una emergencia; tu panza duda… ¿un maruchan?, ¿no querías algo sustancioso? ¿No te parece medio insípido?, te merecés algo mejor.

Acá, desde mi experiencia como mujer atareada con mil quinientas cosas al día, puede que tenga ese “algo mejor”.

Hoy vamos a preparar RAMEN PARA CUANDO LLEGÁS CANSADO, CON SALSA KATSU Y VINO BLANCO (sí, vino blanco).

Continuar leyendo…