Etiqueta: merienda

Galletitas de parmesano y nueces

Si unos días atrás la mañana se prestaba para Chipá, hoy está (RE ESTÁ) para cebarse unos mates, poner música y comerse unas buenas galles de parmesano.

Esta receta es puro invento y casi que la hice a ojo, así que será todo un tema la parte de las “proporciones”, pero vamos a intentarlo. Lo fundamental es que usen mucho mucho parmesano, las nueces y la cantidad de pimienta que escogen ponerles dependerá de cuánto disfruten de esos gustitos.

Continuar leyendo…

Terminado

Chipá a la Yanitolá

Cuando te gusta comer cosas ricas, hay tres detalles que se vuelven trascendentes:

1) Aprender para cocinar lo que te encante.

2) Encontrar lugares que trabajen con recetas que te enloquezcan.

3) Contar con amigos que también amen cocinar Y QUE SE VAYAN AL CARAJO CON LAS RECETAS QUE SE MANDAN <3

Una de esas amigas es Yani y, dentro de sus delicias, mi preferida indiscutida es su chipá. Comería fuentes y fuentes sin cansarme, hasta que me duela la panza del empacho, hasta encallar con la fuente vacía en un sillón acolchonado sin poder moverme. ¿Y por qué? ¿Qué tiene de especial este chipá? Bueno, para empezar… respeta la receta tradicional y, para terminar… LA MEJORA y la convierte en algo totalmente embriagador (y súper gordo, ya te vas a dar cuenta con las proporciones de los ingredientes en la receta :P).

Continuar leyendo…

Galles servidas

Galles de avena y chocolate

El día está hermoso, y sí, ya sé, tenés ganas de salir a tirarte un ratito sobre el pasto; pero ojo, en el pasto también te puede agarrar hambre y es primordial (sí, súper primordial) que tengas provisiones de algo rico y cómodo para transportar. Entonces, ¿qué mejor que que unas galletitas caseras? Hasta podés compartir las miguitas con las hormigas (no coloradas) que te cruces.

Estas galles en particular son receta de mi mamá y te aseguro que quedan riquísimas (y llevan avena, así que hasta podés jugar a que estás comiendo algo sanito entre tanto mordisco de gordura).

Continuar leyendo…

A comer

Choddytorta (o cómo morir de un coma glucémico)

Lo dulce nunca estuvo entre mis preferencias. Si me dan a elegir, el 90% de las recetas que escojo son saladas.

Incluso, y remontándome a la experiencia propia, con un heladito o un cheesecake, el costadito dulce de mi panza queda más que conforme. Podría decirse que, en este aspecto, peco de básica.

Peeeero, a veces lo básico es efectivo, no lleva demasiado tiempo y hasta permite que juegues con unos retoquecitos. Ahora, si pensamos en postres simples, ¿qué mejor que una buena chocotorta?, y… si queremos jugar, ¿qué mejor que si a esa chocotorta la modificamos un poco y creamos la CHODDYTORTA?

Continuar leyendo…