Etiqueta: pan

Sándwiches prensados y papas fritas en La Alacena

Mis lugares favoritos a la hora del Brunch (1)

Domingo. Despertás tardísimo porque claro… ayer fue sábado ¿y cómo irse a dormir temprano un sábado, no? Abrís los ojos, medio en mood de zombie, y te encontrás con el sol pidiéndote a los gritos que salgas de la cama. De yapa, tu panza hace ruidos alienígenas que parecen rogarte por algo rico y que te salve un poquito de la resaca.

¿Te sentís identificado con esto? Bueno, para esta clase de fines de semana se inventó el Brunch (y alabado sea).

Es demasiado tarde para desayunar, aunque, quizás, un poquito temprano para almorzar, así que ya está, salgamos a comer algo que lo combine todo.

Para estos días, me es imperioso hacerte algunas recomendaciones con mis lugares favoritos para brunchear 🙂

Continuar leyendo…

Tijuana

El laboratorio de Heisenburger

Jueves. Lluvia, sol, lluvia, hamburguesas. Muchas hamburguesas.

Hace un tiempo, comencé a anotar lugares para comer hamburguesas y terminé (para mi grata sorpresa) con una lista enormísima. Buenos Aires está comenzando a escapar del karma de Burger King y   Mc Donald´s y cada vez cuenta con más opciones de Fast Foods. Y, te lo pido por favor, no desaprovechemos eso; con lo que gastás en comer chirolas de lombriz en una cadena grande, te aseguro que vas a comer carne de verdad, con LAS salsitas de tu vida, en una buena hamburguesería.

Si dudás, siempre está este videito de Jamie Oliver con ganas de recordarte qué estás ingiriendo cuando vas a Mc Donald´s. No lo veas mientras comés.

Pero mejor hablemos de cosas bellas, como las monstruosas (en el mejor de los sentidos) hamburguesas de Heisenburger Burger Lab.

Tras una parada fallida en Burger Joint -todavía en mis pendientes-, recordé mi lista y decidimos probar Heisenburger y ponernos un poquito nostálgicos con Breaking Bad.

Continuar leyendo…

Delicias de Le Moulin De La Fleur

Le Petit Mercado. Comida francesa, por franceses.

Cuando se conoce una ciudad tan mágica como París, es lógico emocionarse y sentir un poquito de nostalgia al reencontrarse, esta vez en tierra propia, con sus comidas y costumbres.

Hace un par de meses, comencé a seguir en Facebook las publicaciones de Le Petit Mercado y, con ellas, mis ganas de volver a probar las delicias galas resurgieron con muchísima fuerza; así que, finalmente, el último sábado pude asistir a su evento y llenar mi panza (y un bolsito para futuras provisiones) con sus profundos sabores.

Continuar leyendo…