Etiqueta: rico

Lentejas corazón

Corazones de lentejas

Hace un tiempo me animé a jugar con mi legumbre favorita y el resultado fue más que interesante, ahora, tentada tras reencontrarme con la receta, la comparto porque soy malísima (¿?) y me gusta antojarlos.

¿Qué vamos a cocinar? Medallones (me niego a llamarlas hamburguesas, lo lamento) de lentejas y harina de garbanzos, pero OJO, que no son cualquier tipo de medallón veggie, vas a terminar súper satisfecho y vas a descubrir cómo el secreto está siempre en la combinación de los ingredientes.

Continuar leyendo…

Ingredientes

Verduras con Cous Cous

Y a veces pasa que llegás a tu casa y por a o por b te encontrás con un dilema: Querés comer rápido porque estás sin tiempo, PERO, al mismo tiempo, morís por algo rico.

¿Entonces? Hace poco me crucé con las bolsitas de Knorr, las cuales jamás me había animado a usar… un poquito porque soy muy fan de condimentar todo a mi piacere y otro poco porque cocinar en bolsita me sonaba “raro”. Ahora, y tras haber probado esta nueva forma, creo que es un camino de ida indiscutido para muchas de mis noches.

Tenía ganas de comer verduras y de intentar una receta con cous cous, así que me mandé con la bolsita de Romero y tomillo y terminé cenando delicioso. ¿Querés probar?

Continuar leyendo…

Fetuccini con mariscos

El refuerzo. Linda energía y excelentes precios en San Telmo

¡Buen comienzo de año, humanitos comilones! Espero que hayan comido y bebido mucho y muy rico. Por mi parte, me comí la vida entera :P, así que esta semana intentaré controlar moderadamente mi apetito (o al menos meter una fruta en mi día a día).

Como ya les conté varias veces, no me canso de recorrer San Telmo, así que esta vez decidí desembarcar en los sabores con los que EL REFUERZO, un bodegón/almacén más que interesante, me venía tentando.

Continuar leyendo…

Milanesas

Mi milanesa de cabecera

Me gustan mucho las milanesas y, con mucho, quiero decir MUCHO, MUCHÍSIMO y durante años intenté encontrar el método que más me convenciese para prepararlas. Porque hay que reconocerlo, todos tenemos una receta distinta, una preparación de “cabecera” y, en mi caso, escojo hacerla no demasiado gruesa, crujiente (si no hace “crunchi” cuando la muerdo, no sirve) y con bastantes ingredientes extras.

Ayer fue la primera vez que cociné milanesas caseras desde que me mudé -shame on me- y podría haberme comido diez tranquilamente >.<

Continuar leyendo…