Etiqueta: sano

Lentejas corazón

Corazones de lentejas

Hace un tiempo me animé a jugar con mi legumbre favorita y el resultado fue más que interesante, ahora, tentada tras reencontrarme con la receta, la comparto porque soy malísima (¿?) y me gusta antojarlos.

¿Qué vamos a cocinar? Medallones (me niego a llamarlas hamburguesas, lo lamento) de lentejas y harina de garbanzos, pero OJO, que no son cualquier tipo de medallón veggie, vas a terminar súper satisfecho y vas a descubrir cómo el secreto está siempre en la combinación de los ingredientes.

Continuar leyendo…

Faina terminada

De la harina de garbanzos, con amor

Todos, sí, TODOS, amamos comer una picada -tapeo- (no, no me digas que no, por favor).

Queda bien con lo que sea que la armes, es ideal para juntarse a comer con amigos, para disfrutar mientras ves una película o, incluso, como entrada antes de un plato principal. Y… si estás medio harto de acompañarla con pan, o querés probar una versión más sanita (y menos clásica) que la habitual, te recomiendo que te lances al territorio de la FAINÁ.

Porque sí, la harina de garbanzos es un ingrediente súper noble y muy sanito para salirse un poco del universo de las harinas blancas.

En este caso, y como mi idea fue realizar una picada para disfrutar con amigos veganos, voy a aprovechar para mostrarte dos usos para los garbanzos y, de yapa, una crema de zanahoria re fácil 😀

Continuar leyendo…

Sopa terminada

Sopa cura empachos

El fin de semana me resulta imposible cuidarme con la comida (bueno, casi siempre me resulta imposible), pero todo se complica aún más si te invaden los cumpleaños.

Viernes: Hamburguesa de Palo verde (riquísima, mañana les cuento mejor)

Sábado: La hamburguesa monstruo de Mi Barrio Hamburguesería y pizza de Güerrin (adiós, hígado, te quise).

Domingo: Medialunas, carne, fritos.

A veces, la panza dice basta y la acidez y el malestar aparecen, peeero, las ganas de comer algo rico no se van. De yapa, tras tantas vueltas y salidas, quedás agotado y no tenés ganas de cocinar durante un millón de horas, entonces… ¿qué mejor que una sopa?

Hace frío (al menos por un par de días más) y las sopas son pócimas deliciosas que no tenemos que desaprovechar en esta época del año. Generalmente, las escojo cremosas y llenas de ingredientes, pero este no es el caso; si nos duele la panza, hay que ser concisos y descartar alimentos que nos hagan sentir peor. Entonces, ¿qué mejor que una sopa de calabaza?

Continuar leyendo…